PIEZA DEL MES: Abril 2016

“CÁMARA DE CARRETE. Evolución de la tecnología fotográfica”.

??? Contenido[1]/Alt ???

Investigador: José Luis Roldán Serrano "Luque"
Fotógrafo y profesor de fotografia
Donación: Josefina del Cueto Ramos
 
Sabado, 30 de abril de 2016 a las 18:30 horas
Patio Espacio Peregrino. Planta Baja.
Museo Etnográfico Provincial de León. Mansilla de las Mulas
Actividad Gratuita

La Diputación de León a través del Museo Etnográfico Provincial de León, en la Actividad “Pieza del Mes”, ha programado este mes de abril la disertación sobre las cámaras fotográficas. La pieza elegida es una cámara de carrete, marca  Viking,  que el museo cuenta entre sus fondos gracias a una donación realizada por Dª Josefina del Cueto Ramos. Con el título: “Cámara de carrete. Evolución de la tecnología fotográfica”, será D. José Luis Roldán Serrano, fotógrafo profesional y profesor de fotografía, quien nos introduzca en esta técnica.

La obtención de imágenes comienza con la utilización de la cámara oscura, pasando por el daguerrotipo que obtenía la fotografía sobre una superficie de plata pulida, el calotipo donde se empezaron a obtener las fotografías en papel hasta llegar a la cámara de carrete, la fotografía en color y lo último mediante la fotografía digital.

La fotografía desde su aparición en 1839 en la declaración de François Arago en la Academia de las Ciencias de Paris supuso una de las fuentes de documentación más importantes con una dosis de realidad y de objetividad supuestamente mayor que otras técnicas como el dibujo,  la pintura, etc.

En la segunda mitad del siglo XIX se documenta ya en León la primera generación de fotógrafos profesionales establecidos. Son los primeros estudios fotográficos como los de J.M Cordeiro, C. Alonso, Germán Gracia o Winocio Testera que confieren los primeros fondos estables producidos y distribuidos desde la propia provincia.

Entre otras muchas funciones que ha cumplido la fotografía está la contribución al estudio etnológico dada su consideración documental, al ser la fotografía una supuesta representación gráfica de lo cotidiano. Dentro de este fenómeno documental etnográfico una gran aportación para la provincia (sobre todo La Cabrera y El Bierzo) lo realizó el académico Fritz Krüger de la Universidad de Hamburgo, que como lingüista enlaza en sus trabajos de campo aspectos filológicos con la vida y cultura material de sus parlantes a través del método “palabras y cosas”, relacionando las denominaciones de los objetos de la vida tradicional con sus descripciones y sus usos para averiguar sus evoluciones lingüísticas. Numerosos son los filólogos que han seguido en parte este método. Entre ellos la insigne etnógrafa leonesa Concha Casado que ya en su tesis doctoral titulada “El habla de la Cabrera Alta. Contribución al estudio del dialecto leonés” amplió parte de este conocimiento, y que con su cámara fotográfica también nos ha legado un fondo etnográfico visual muy prolijo y actualmente en revisión desde el Museo.

Por otra parte la utilización de la cámara fotográfica se populariza en la primera mitad del siglo XX con la aparición de la película en rollo, llamados carretes fotográficos, que permitieron hacer un número aceptable de fotografías sin tener que transportar el fotógrafo un volumen muy grande de material. Con la aparición de la película de 35mm, el carrete más común que se encontraba en su época, la cámara fotográfica pasó a ser un elemento habitual de uso cotidiano, utilizado en todas las celebraciones familiares o viajes y gracias a ello tenemos constancia gráfica de esos momentos.

La cámara fotográfica elegida para esta ocasión es la que fue utilizada fundamentalmente en la década de los setenta del pasado siglo XX.  La obtención de esas fugaces y rápidas fotos nos hacen revivir cumpleaños, comuniones o vacaciones de las que ya apenas solo reviven en nuestros recuerdos y gracias a ellas volvemos a rememorar momentos tan especiales en nuestras vidas y símbolos inequívocos de comunidad, familia y cultura.

D. José Luis Roldán Serrano “Luque”,  nos explicará cómo se trabajaba con estas cámaras manuales, qué inconvenientes se encontraban a la hora de hacer las fotos y cómo solucionaban los problemas utilizando complementos de la cámara como flashes y trípodes para que el resultado fuera lo más aceptable posible. Será sin duda un buen momento para recordar estas fotografías que todos tenemos en nuestros álbumes fotográficos y que han quedado ya como recuerdo al ser sustituidas por la fotografía digital, preponderante del siglo XXI.


Pieza del mes
Blog
Exposiciones Temporales