PIEZA DEL MES: Agosto 2014

LA TRÉBEDE. Evolución del hogar en la arquitectura tradicional

??? Contenido[1]/Alt ???



Investigador: D. Javier Callado Cobo
Divulgador de la cultura tradicional leonesa


Sábado, 9 de agosto 18,30 h.


Área La casa. Planta Baja. Museo Etnográfico Provincial de León
Mansilla de las Mulas. Actividad Gratuita




El presente mes de agosto coincidiendo con la exposición: “El corredor en la arquitectura tradicional leonesa”, que se expone desde el día 1 de agosto al 28 de septiembre se presenta en el Museo Etnográfico en el Programa Pieza del Mes, la trébede, pieza humilde y sencilla con tres pies que permite apoyar todo género de objetos sobre el fuego, reproduciendo el espíritu de la casa tradicional.

Con el título “La trébede. Evolución del hogar en la arquitectura tradicional”, será D. Javier Callado Cobo, Divulgador de la Cultura Tradicional Leonesa, quien nos introducirá en la casa leonesa como sede de una unidad familiar a lo largo de los siglos así como una unidad económica en tanto que reúne actividades que le permiten una gran autonomía, con unas actividades interrelacionadas con el medio ambiente ya que la vida del mundo tradicional con el entorno es estrecha e indisoluble; pero por encima de todo la casa es el lugar caliente, el cobijo ante la tormenta y el frío, el lugar al que acudir para recuperar el aliento. La casa tradicional es fundamentalmente el hogar, es decir, el lugar donde reside el fuego.

El fuego se aprovecha de dos formas en la casa tradicional: como calentador de la casa, de una manera pasiva, y como elemento necesario para cocinar los alimentos de una manera activa. Para la elaboración de las viandas de la casa, el fuego necesita algunos aditamentos que permitan utilizar todo género de cazuelas, recipientes y cazos. Entre ellos destaca uno que es común a todos los tipos de cocina que encontramos en tierras leonesas: la trébede. En su humildad reside su utilidad enorme y su omnipresencia en la casa tradicional leonesa. No había cocina sin trébede. Pocos elementos de la panoplia del cocinero pueden ostentar ese honor.

La trébede es necesaria en las cocinas de suelo, en las levemente realzadas sobre un zócalo, como también en las de hornilla o en las de fogón. La trébede en su simplicidad reproduce el espíritu de la casa tradicional: la economía de medios (tres pies, ni uno más), la durabilidad (hierro), la utilidad (se usa para casi todo) y la necesidad (sin trébede los resultados del cocinado serían imprevisibles). No hay trébede sin fuego y se puede decir que un fuego en la cocina no tenía sentido sin trébede. Hasta en las pallozas, donde encontramos el “burro” o “guindaste” para suspender las cacerolas sobre las llamas, la trébede ocupa un lugar preferente.

Resulta, por lo tanto, una ocasión excelente para mostrar una de las piezas más humildes pero de una gran importancia en la vida de nuestros pueblos que atesora el Museo Etnográfico Provincial de León, como es la trébede, así como una ocasión única para hablar de la evolución de los diferentes tipos de cocinas que ha habido en nuestra provincia.


Pieza del mes
Blog
Exposiciones Temporales