PIEZA DEL MES: Junio 2014

“A la luz del candil. De cómo se veía en el Pasado”

A la luz del candil. De cómo se veía en el Pasado

Investigador: Adelina Martínez González

                  Guía Cultural del Museo Etnográfico

 

Sábado, 14 de Junio 18,30 h.

Área  La casa. Planta Baja. Museo Etnográfico Provincial de León

Mansilla de las Mulas. Actividad Gratuita

 

 

El presente mes de Junio coincidiendo con el CONCIERTO DE MÚSICA a cargo del Grupo Cosmos dentro del Memorial Ángel Barja, que acogerá el Museo Etnográfico Provincial de León el mismo sábado 14, se presenta de manera previa en el Museo el Programa Pieza del Mes, en esta ocasión se ha elegido una pieza que nos retrotrae a un tiempo en el que una forma de iluminación en las oscuras noches era la del candil aceitero.

Con el título “A la luz del candil. De cómo se veía en el Pasado”, será Adelina Martínez González, Guía Cultural del Museo Etnográfico Provincial de León, quien nos introducirá en el origen de los candiles aceiteros y su evolución desde las lucernas de la época griega y romana hasta que ya a principios del siglo XX estas lámparas de aceite se circunscriben más al ámbito rural al ser sustituidas por la lámpara incandescente.

En esta ocasión se ha elegido un candil utilizado en la provincia de León realizado con chapa de hierro con una cazoleta circular de base plana con piquera estrecha acabada en punta. En el borde opuesto lleva un astil ancho presentando en la parte inferior dos pantallas o espejuelos rectangulares y otro espejuelo romboidal en la parte superior del cual arranca un vástago fino o garabato que permite colgar el candil a la pared. A pesar del pobre material utilizado es una pieza de inigualable belleza.

Funcionaba con aceite que se introducía en la cazoleta se le echaba aceite en su interior y se le ponía una mecha de algodón o lienzo cuya punta salía por la piquera una vez encendida era la que proporcionaba la luz al ir absorbiendo poco a poco el aceite.

Los artesanos que realizaban estas piezas eran los hojalateros. Se dedicaban a la elaboración y reparación de utensilios y recipientes de uso doméstico a partir de láminas de hojalata o chapa galvanizada, de forma artesanal. Era realizado por hombres, de transmisión patrilineal en un contexto familiar. Requería un conocimiento de una técnica de trabajo. El hojalatero ofrecía sus productos en el mercado y reparaba todo tipo de piezas realizadas con chapa de hierro como palanganas, calderos, cántaros, canalones, embudos, etc.

También será una ocasión para hablar de otros tipos de iluminaria que hay expuestos en la exposición permanente del museo como son los candiles de aguzo, los faroles de aceite, el candil de carburo o el quinqué de hierro y de compartir experiencias de las vivencias que aún tenemos de haber visto en casa de nuestros padres o abuelos estos tipo de objetos que tantas veladas y filandones iluminaron.


Pieza del mes
Blog
Exposiciones Temporales