Capilla de los VillafaƱe

Unida lateralmente a la Iglesia del monasterio de San Agustín, se encuentra la capilla funeraria llamada de los Señores de Villafañe o de D. Fernando de Acuña.

Construida en el siglo XVI mediante sillería pétrea que contrasta con el resto del edificio religioso, ocupa un espacio de unos 50 metros cuadrados de superficie, y presenta estructura y decoración en estilo plateresco, habiendo sido atribuida para unos a Juan de Badajoz el Joven, y para otros a Juan de Ribero Rada. Su planta es ligeramente rectangular y se abría a la iglesia con arco achaflanado. Presenta una imposta clásica dórica con tallas de metopas y estringilas y más abajo, en el testero este, una hornacina con arco ciego. Se cubre con bóveda estrellada de terceletes y presenta escudos sobre la ventana de la familia Villafañe y conchas veneras con la cruz de Santiago en los plementos de la bóveda. Además de las conchas también podemos ver pequeñas esculturas representando cuatro de los doctores de la iglesia cristiana: S. Agustín, S. Gregorio, S. Ambrosio y S. Jerónimo.

Fernando de Acuña, señor de Villafañe, caballero de la Orden de Santiago y camarero de D. Juan de Austria, participó en la guerra contra los Paises Bajos como capitán de los Tercios de Flandes. En 1577 como patrón decide emplazar su capilla funeraria en lo que era la iglesia del monasterio agustino. Fue en esta capilla donde fueron enterrados los cuerpos de D. Fernando de Acuña y sus dos esposas Felipa Niño de Castro y Úrsula Pimentel Cabeza de Vaca.

Actualmente esta capilla en el Museo comparte el espacio con la nave de la iglesia y es utilizada como Área de Audiovisuales, Proyecciones y Actos.


Cerrar ventana